La Tierra: “Yo, hombre, te acuso”

El rastro de migas de pan les ha llevado a un mensaje claro. Tuvieron que atravesar valles, desiertos, bosques, ensuciarse de resina y respirar el humo de las ciudades. Al final, lo descifraron: El hombre es el principal responsable del cambio climático. Firmado, la Tierra.

Pocos gestos de sorpresa, desde luego. Que el hombre sea la principal causa del calentamiento global no es una noticia nueva. Sí que lo es el último informe que ha elaborado el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC). En él, que reconocen que quedan algunos asuntos por resolver, dudas por despejar, mantienen la idea firme. Las pruebas son contundentes. La acción del hombre es responsable de la debacle. Al menos, con un 95% de probabilidades. En el pasado informe, de 2007, la certeza se situaba en un 90%.

El IPCC se reunió estos últimos tres días en Estocolmo y ayer ya avanzaban las primeras conclusiones, que hoy se han visto reflejadas en el informe definitivo. El cambio climático es un hecho probado y refutado y progresivo. Aún avanza, sólo se han leído las primeras líneas de la misiva.

Novedades del informe sobre cambio climático. Los científicos que han elaborado el informe predicen los efectos de este fenómeno. Más y mayores olas de calor, sequías, inundaciones e incrementos del nivel del mar. Y soluciones: seguir haciendo hincapié en las políticas a favor de las energías renovables, evitar las tecnologías basadas en el carbón y el petróleo, que disparan la emisión de gases de efecto invernadero. Urgen a emprender un camino lejos de la contaminación.

Queda la duda de si este cambio climático se está acelerando o los métodos de investigación se han hecho más precisos. Como sea, en el informe de 2007 se estimaba que el nivel del mar subiría entre 18 y 59 centímetros; en el reciente, entre 26 y 82 centímetros. De manera paralela, la temperatura aumentará una media de 2ºC en 2.100.

¿Y en qué se sustentan estas estimaciones? En el análisis de cerca de 10.00 publicaciones científicas, en millones de estimaciones, en una base de datos que supera el grueso de millones de bytes. Y la certeza es mayor, paradójicamente, gracias al avance del hombre. Los propios científicos alabaron la mejor tecnología de la que disponen ahora, más eficaz y con mayores posibilidades que la de hace 6 años.

Quizás el mensaje que el hombre deba dar al hombre es que sí que es posible un avance, pero limpio.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: