La UPM consigue producir carbón activo a partir de lodos de depuradora

El logro tendría importantes repercusiones sobre el cambio climático, ya que la captura de carbón a partir de lodos de depuradora supondría un método efectivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, en este caso CO2.

Un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, perteneciente al grupo Tecnologías Ambientales y Recursos Industriales ha liderado los experimentos hasta hallar la forma con la que adsorber el CO2 por medio de carbón activo obtenido a partir de lodos.

Este proceso efectivo en la lucha contra el cambio climático tiene dos ventajas sobre otros existentes. Por una parte, emplea residuos como materia prima, lo que supone valorizarlos como biomasa y darle una solución a su tratamiento y eliminación que suponga un ingreso en lugar de un coste. El segundo punto a favor es que los propios costes de producción de carbón activo también son menores.

El carbón activo se obtiene de biomasa de madera, cáscaras de coco, turba, lignito y carbón, elementos que tienen varias características en común, a saber, porosidad, superficie y estructura química, que les hace capaces de retener múltiples sustancias en la superficie. Esta propiedad les permite ser útiles para la adsorción, que es el método por el cuál “retienen componentes presentes en líquidos y gases”, tal como ha explicado la UPM en su comunicado.

El grupo de investigadores estudió la capacidad de adsorción del dióxido de carbono en el carbón activo obtenido de lodos que habían sido tratados previamente en laboratorio. Hallaron en qué condiciones este elemento era más poroso y con los resultados en la mano aumentaron aún más la porosidad de su superficie mediante unos procesos químicos. El objetivo era lograr la mayor captura de CO2 posible con la menor cantidad de lodos disponible.

Los resultados fueron satisfactorios. Es cierto que la porosidad de los lodos era inferior al de carbón activo convencional, pero los resultados de captura de CO2 fueron casi idénticos. Esta similitud de resultados ponía en valor el proceso, ya que para la obtención de carbón activo se empleó residuos como biomasa y, por tanto, el mismo proceso respetaba el medio ambiente.

El proceso, por tanto, es viable para ser utilizado en la depuración de gases de efectos invernadero. Los resultados fueron publicados en la revista Journal of the Air & & Waste Management Association.

Hay que aplaudir todos los esfuerzos que se han hecho y se siguen llevando a cabo para tirar adelante con investigaciones en España. Con el sector público eliminando toda subvención a los investigadores -y poniendo a prueba su capacidad de supervivencia-, debemos todo avance significativo a iniciativas com la de la Universidad Politécnica de Madrid y al esfuerzo de sus investigadores. No es fácil que la iniciativa privada tenga acceso a financiación suficiente como para abarcar investigaciones de calado que son, a largo plazo, las que acaban proporcionando desarrollo económico y social.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: