Científicos americanos investigan las propiedades de una estructura de la celulosa novela

Un proyecto apoyado por el Departamento de Estados Unidos investiga cómo obtener mayor energía de la celulosa de la biomasa celulósica que no proceda de cultivos destinados a la alimentación.

Esta investigación está dedicada a obtener enzimas de diseño que actúen en el pretratado químico de la biomasa, rompiendo las cadenas e celulosa individuales de la superficie de las nanofibras. Esta ruptura obtiene azúcares simples que posteriormente son tratados para la fabricación de biocombustibles.

El artículo ha sido publicado esta semana en las Actas de la Academia Naciional de Ciencias con los primeros avances de la investigación. En el artículo se sugiere que la unión de enzimas a polímeros de celulosa no siempre conduce a la descomposición más rápida de la biomasa en azúcares simples. Esto explica el interés del equipo de investigación en los tratamientos previos de la biomasa para obtener sus azúcares. Los primeros resultados indican un aumento de los rendimientos cinco veces superior a los procesos actuales. La investigación, sin embargo, aún tiene que establecer un proceso viable que confirme y fije estas mejoras para que puedan llegar al mercad. De lograrlo, el hallazgo revolucionaría el ámbito de la producción de biocombustibles.

El director de la investigación, Shishir Chundawat, aseguró que “la clave para la producción de biocombustibles más barato está en desentrañar las nanofibras celulósicas de manera más eficiente en azúcares solubles utilizando un menor número de enzimas.” Es decir, simplificación del proceso, mejora de la eficiencia y abaratamiento de los costes en el proceso de producción. Bruce Dale, investigador de la Universidad Estatal de Michigan, también se mostró optimista con esta investigación, y aseguró que será “fundamental” para la producción rentable de biocombustibles.

La investigación surgió de un hallazgo inesperado, cuando el equipo de Chundawat se encontró con que la eficiencia del proceso aumentaba cuando se usaban bajos niveles enzimáticos, lo que desmontaba las teorías vigentes. entendieron entonces que el proceso era más complejo de lo que parecía en un primer momento y a partir de aquí desarrollaron un modelo que pudiera obtener azúcares desde la celulosa a través de un proceso más simple y eficiente.

Para profanos, los investigadores están ante la oportunidad de abaratar la producción de biocombustibles y también de otros compuestos utiles que se derivan de combustibles fósiles no renovables.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: